Sin categoría

LA HISTORIA DE NIFLED

“HUMILDAD”

Nifled era un delfín joven y sociable de unos dos metros de altura que vivía en un grupo con muchos otros de su especie. Podía nadar hasta 260 metros por debajo de la superficie del océano y alcanzar más de 30 km/h. Sin embargo, no era un buen buzo. No permanecía bajo el agua más de 15 minutos. Tenía un radar increíble para encontrar alimentos y para orientarse en largas distancias. Sus amigos buceaban diestramente y se adentraban en el fondo del océano buscando nuevas cosas y tesoros que descubrir.
Nifled era muy inteligente y trataba de ayudar a los demás. Como no podía bucear en las profundidades le decía a sus amigos dónde tenían que buscar y cómo tenían que hacerlo para evitar a los grandes depredadores. Él hacía de guía y, al final, los demás eran los que disfrutaban de los acontecimientos que surgían en las profundidades del mar. Nifled se conformaba viendo cómo los demás disfrutaban y competían por encontrar otras aventuras.

Nifled disfrutaba haciendo felices a sus amigos, veía como gozaban, compartía con ellos su ilusión aunque no les podía acompañar en su travesía y al final todos le preguntaban a él que dónde podían encontrar una nueva oportunidad.

  • La felicidad también consiste en compartir nuestras habilidades.
  • Ser felices es nuestro deber y en eso consiste la búsqueda del camino.

La Real Academia de la Lengua define humildad como la “virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento”. Este principio es de vital importancia en nuestro budo, ya que nos hace saber quiénes somos, cómo debemos ser, a que ritmo tenemos que andar hacia delante y nunca perder el norte gracias al conocimiento de nosotros mismos.

  • Mahatma Gandhi dijo: “es imprudente estar demasiado seguro de la propia sabiduría. Es saludable recordarse que el fuerte puede debilitar y el sabio puede errar”.

Nunca dejaremos de aprender, de luchar. Hasta el maestro adquiere enseñanzas nuevas cada día de algún discípulo; porque hasta cualquier Goliat encuentra su David; porque cada Aquiles tiene su talón que le resta fuerzas.

Reflexiona sobre ti mismo/a y se consecuente con tus limitaciones, tus horizontes y tus lecciones aprendidas o por aprender. Solo así serás capaz de avanzar y no estancarte.

  • Recuerda que estás en FINALBUDO; que “Los títulos no honran a los hombres, los hombres honran los títulos” (Niccolò Machiavelli).

Todos los beneficios de este libro, “se puede adquirir en FINALBUDO MURCIA Sede central”, se destinan a la organización de ASTRAPACE MURCIA (Asociación para el Tratamiento de Personas con Parálisis Cerebral y Patologías Afines) es una Asociación fundada por padres y madres en el año 1980. Esta Asociación, declarada de Utilidad Pública, atiende a Personas con Parálisis Cerebral y Alteraciones Afines, con fines de asistencia Social, tratamientos Terapéuticos, educativos y laborales. http://www.astrapace.com/